viernes, 27 de febrero de 2015

CARTA DE UN AMIGO DE LA INFANCIA


CUANDO NO SE CONOCE EL PUERTO DE DESTINO, TODOS LOS VIENTOS SON DESFAFORABLES.

Una gran sorpresa. Sí, ha sido para mí una grata sorpresa y sobre todo por venir de quien viene, es se aventura a describirme como un amigo de la infancia, pero, y así se lo he hecho saber, no es un amigo de la infancia sino desde la infancia. SIEMPRE TE HE CONSIDERADO UN AMIGO SIN MÁS, MANOLÍN. 

Realmente no es una carta en el sentido estricto de su acepción, es un comentario a mi última publicación: "Una nueva brisa de aire fresco" . No me voy a dilatar más porque aquí el protagonista es él y su carta. A través de ella me ha hecho revivir, no os podéis ni imaginar, cuántas cosas de mi infancia, pero también a través de ella he conocido al hombre preocupado por su familia y por el devenir de nuestro pueblo. Una persona concienciada y que, como muchos, no están en primera línea, pero que podrá mirar de frente a sus nietos y decirles orgulloso, sin miedo, sin ambigüedad:"LO INTENTÉ E HICE LO QUE PUDE".

Sin más os dejo con el escrito de Manolín:

Manuel GQ Estimado Paco:


Me alegra leer tu comentario acerca de este nuevo movimiento ciudadano que se está generando en Barbate. En ese acto nos vimos y charlamos un rato,me alegró tu inquietud y opinión por las cosas nuevas porque ello me dice junto con los demás que estuvieron allí que aun sigo con inquietudes por el futuro de nuestro querido pueblo.


Nos conocemos desde niños en la escuela donde estudiábamos y jugábamos, aún puedo recordar la imagen tuya caminando junto a D. Juan con la mano de éste sobre tu hombro al que ayudabas cual lazarillo a diario desde su casa a la escuela y ademas podía notar el cariño que emanaba hacia ti en agradecimiento nuestro común maestro.



Continuamos juntos la enseñanza secundaria fuera de Barbate porque en aquella época aun no teníamos institutos,luego nuestros caminos partieron divergentes,tu te encaminaste a la docencia y yo a mi mundo de los barcos y la mar,nada extraño porque era más que obvio, tanto tú, como Ordoñez, Manzanares y otros sabíais que yo seria carne de tiburón o un marinero de categoría.



Sabes que nunca fui buen estudiante, pero una vez llegado a la Escuela de Náutica pude destacar como uno de los mejores,por eso fui con solo 24 años el capitán mas joven de España de aquella promoción de aspirantes de 1976 en Madrid. A los 27 años, ya despachaba como capitán de mar un gran barco de la flota atunera española.



A lo largo de mi vida profesional hice varias especialidades en varias materias náuticas,una de ella fue la de ser Operador General del Sistema Mundial de Socorro y Salvamento Marítimo.



En la mar me pude realizar como persona y como profesional,aprendí a vivir y a sobrevivir en ella admirándola,viendo amaneceres, la luz, el color de las aguas, ocasos, millares de estrellas, planetas y constelaciones en un cielo infinito, sin contabilizar horas ni días ni desvelos que se producen en el cotidiano trabajo de la mar, frío y calor, tormentas y tornados a los cuales tienes que capear para salvar al barco y a la tripulación porque sabemos que la mar se lleva al mejor y al peor,al bueno y al malo al reposo eterno.



Muchos años han pasado desde que aquellos niños jugaban en la escuela hasta hoy no nos damos cuenta de lo rápida que pasa la vida,como una ráfaga de viento; ya somos abuelos,mi hijo al que prácticamente no he visto crecer me ha dado dos nietos a los que sí espero ver jugar, reír, correr..... y yo con ellos. Nuevas generaciones que nos harán el relevo cuando tenga que ser, por eso tenemos que procurar preparárselo lo mejor posible para que tengan futuro. Pertenecemos a una gran generación de barbateños, aquella que tuvo la suerte de tener una oportunidad de formación y la supimos aprovechar.


Con la ayuda de todos tenemos que procurar que este barco llamado Barbate no siga hundiéndose, tiene que navegar y con la bandera en lo mas alto,no podemos seguir con esta navegación sin sentido, porque, cuando no se conoce el puerto de destino, todos los vientos son desfavorables.


Como tu dices: UNA NUEVA BRISA DE AIRE FRESCO

Mi correo es manuel.gq29@gmail.com.


Hasta luego
Paco Gil

¡Canta, diosa, la ira de Aquiles, el de Peleo!
La Ilíada - Homero -

No hay comentarios: