miércoles, 1 de junio de 2016

CON TODOS MIS RESPETOS SR. RAJOY


NO SE ENTERA USTED DE NADA

Con todos mis respetos Sr. Rajoy, permítame decirle que usted o no se entera de nada o no quiere enterarse. Y le reitero mis más profundo respeto por dos razones: primero porque personalmente me cae usted bien, sí, como lo oye, me cae bien y no entiendo por qué y segundo porque me guste o no, es usted mi Presidente y eso es algo que tampoco logro entender; pero bueno las cosas son como son y no como a mí me gustarían que fuesen.

Continuando con la controversia en la que me debato respecto a usted,  decirle que me da la impresión que ha heredado esa capacidad camaleónica en la sobreactuación (hoy postureo) de su antecesor como presidente del Partido Popular y eso sí que  detesto, por la reminiscencia "aznariana" que conlleva.

Hace escasamente dos o tres días hizo un llamamiento a la moderación y criticó de forma  inequívoca y sin ambigüedades el proceso de radicalización que se está dando en nuestro país. Yo también detesto estos actos cuando generan violencia, porque para mí ésta no está justificada bajo ningún concepto. Pero sinceramente creo que usted no dice toda la verdad, dice verdades a media y ya se sabe que, una verdad a media no es una media verdad, es una mentira como una catedral.

Sí, sr. Presidente,  me da la impresión que esconde mucho y calla aun más. No dice, por ejemplo, que su partido y su gobierno tienen mucha culpa de este estado de crispación permanente en el que estamos viviendo. Y no sólo porque nos han mentido una y otra vez hasta la saciedad, sino porque han hecho su trabajo rematadamente mal en unos casos y en otros han hecho clara omisión de sus funciones, dejando pasar el tiempo para que éste solucione los problemas, y esto no es nunca lo más aconsejable en política. Hasta tal punto mal, que su única defensa ha sido atacar continuamente las políticas del adversario, en lugar de defender las propias, simple y llanamente porque éstas carecen de todo argumento convincente. No le vendría mal un poco de auto crítica, menos prepotencia y más humildad.

Además oyéndole a usted y a sus acólitos parece que las próximas elecciones se vayan a celebrar en  otro país y no en España. Nos seguís mintiendo de cara al 26 de junio, y debería dejar de hacerlo por higiene personal y política.

Mire sr. Rajoy, explíquenos cómo y por qué debemos confiar en alguien que no se entera de lo que pasa en su propia casa – tenga presente que el desconocimiento de lo sucedido y lo que sucede no le exime de  responsabilidad -. No sé, pero me parece demasiado presuntuoso, por su parte, que aun así, piense que puede seguir gobernándonos con la que está cayendo y la que nos va a caer. Mal andamos sr. Presidente. Y ya se sabe que, quien mal anda… mal acaba.

Estas líneas son simplemente unas pinceladas de lo que en general muchos españoles pensamos. De ahí que no sea mi intención ni profundizar  en tantos y tantos temas de los que ni usted ni su camarilla más íntima estarán orgullosos. Con toda probabilidad pasará usted a la Historia como el segundo peor presidente  para  la reciente democracia española, sí, el segundo,  me alegro por usted, porque  el honor de ocupar primer puesto se lo sigo reservando, aun,  al ínclito sr. Aznar.

Por favor sr. Rajoy reflexione sobre su situación actual, no se presente a las próximas elecciones, refunda su partido partiendo de cero, y luche por conquistar esa credibilidad que supone debería tener; es simplemente un consejo de alguien que no le desea ningún mal, porque así a todos nos irá mejor; y a usted el primero créame.


Nadie está más adoctrinado que el propio adoctrinador ( Dan Brown - El Código da Vinci)

Hasta luego


Paco Gil (@pacogilbarbate)

No hay comentarios: