miércoles, 14 de septiembre de 2016

NUEVOS AIRES



Vuelvo con aires renovados y ganas de contar cosas. Mis cosas.

Se acabaron las vacaciones. Es tiempo de vuelta al cole, al trabajo, a las labores cotidianas propias del resto del año y alejada de la galbana  del verano; por cierto un verano  un poco “rarito”, por lo del levante digo. ¡Vaya veranito movido! Aunque si he de ser sincero, a mí eso del viento de levante me trae un poco sin cuidado a no ser por las noches de insomnios, por ese agobiante calor que en las interminables noches, de constantes idas y vueltas en la cama, te hace sentir un poco quijote, aunque sólo sea por el reblandecimiento de la sesera a que te aboca nuestro inseparable amigo. Así es Barbate, así somos los barbateños, un poco quijote: “la mar de buena gente”. La génesis del más famoso caballero andante del mundo  no es sólo  patrimonio de esas interminables llanuras manchegas, en cualquier momento y lugar del planeta te encuentras con alguno.

Bueno, aquí estoy de nuevo después de prácticamente dos meses. Con nuevas propuestas y otras historias que contar.

A partir de la semana que viene voy a iniciar una serie de artículos englobados bajo el título genérico: “¿SABÍAS QUÉ…?”.  En ellos intentaré dar a conocer hechos que en ocasiones sabemos, otros que damos por sabidos y otros de los que ni siquiera teníamos ni ideas.

Por supuesto no abandonaré aquellos otros artículos  de opinión y crítica, siempre constructiva, sobre actuaciones que nos afecten como individuo  o como colectivo. Algunas de las opiniones, soy consciente de ello, pueden herir sensibilidades, desde ahora y desde aquí pedir disculpas y por supuesto  encantado de rectificar si fuese necesario. Pero que nadie intente que comulgue con piedras de molino, porque no lo haré.

El primer artículo que publicaré en ¿SABÍAS QUÉ…?, versará sobre la mal llamada GRIPE ESPAÑOLA. La epidemia de gripe de 1918 causó más muertes en veinticinco semanas que el SIDA en veinticinco años. Se calcula que entre veinte y cincuenta millones de personas murieron por la pandemia de gripe entre 1918 y 1919, muchas más muertes que en la Primera Guerra Mundial.

Bueno lo dejo aquí, lo que sigue lo contaré en el siguiente artículo.


A diferencia de las leyes de la física, todo orden creado por el hombre está repleto de contradicciones internas.

De animales a dioses. Yuval Noah Harari.


Hasta luego.

Paco Gil (@PacoGilBarbate)

No hay comentarios: